LA DESPEDIDA DE FRAN (CAPITULO 2)

Sábado noche. Después del reventón del dia anterior nos disponemos a entrar en una discoteca, madre mía que calor, ¿y si hacemos una visita al polo?. Las 2 y media de la mañana, por pura chamba encontramos un bareto a 10 grados bajo cero donde era imprescindible entrar con una ropa de pelo de oso.

¨We are closing, We don´t  want problems with police¨nos dijeron cortésmente los dos guiris que regentaban el bar con un inglés perfecto. Enseguida entendimos el mensaje, no nos dejaban entrar. La desilusión se hizo dueña del grupo pero apareció él. Fue el momento del munipa que nos acompañaba, sacó la placa y en un ¨papanglish¨ perfecto (papanglish: dícese de hablar perfectamente inglés con una papa como un piano) sentenció, ¡ Aquí no problem con la police! ¡yo soy police!. Por aquellas palabras no sé si se creyeron de verdad que eramos The Police después de un concierto o que realmente aquel tío con camiseta naranja y media lengua enredada era policía. ¨Only five minutes¨. Y sin abrigo, nos dejaron pasar los muy cabrones. (fijense el jo´puta de atrás lo calentito que estaba el tío con su abrigo)

Sin embago, las chicas de la barra no tenían nada que ver con los ¨amigos¨ blanquitos que instantes antes no querían dejarnos pasar. La camarera (guiri también por supuesto) invitó a Fran a un chupito en las partes más nobles de nuestra querida acompañante.

Así que nada, la señorita pronunció una palabras muy amables por todos de sobra conocidas ¡Oh my God, Oh my God, no se qué my pussy! y sirvió el chupito con cierta maestría. Como ven no faltó la pajita.

El pobre de Fran aceptó la invitación y no lo dudó, se zampó el chupito. Chupito eso sí, que apenas pudo degustar ya que lo tuvo que escupir pues previamente a sacar la muñeca de nuestra morada había sido rociada en sus partes más amorosas de un liquido viscoso y blanquecino que todos conocemos de sobra en la ducha, gel de baño.

Después de unos diez intensos minutos, no fuimos capaces de aguantar más, y después de un bridis de vodka a 10 grados bajo cero nos fuimos muertos de frío,  quién lo diría en pleno mes de agosto, con la papa, la música (de The Police) y la picha hecha un garbanzo a otra parte.

Sin duda esos diez minutos fueron cortos pero intensos para los allí presentes y seguro que también lo serían para tí si hubieras tenido la oportunidad de estar allí por lo inusual del lugar. Para que os recreéis dejo tres fotos del bar donde se pueden apreciar las mesas, el decorado (oso polar incluido) y las paredes o el suelo del antro helado.

  

Anuncios

2 Responses to LA DESPEDIDA DE FRAN (CAPITULO 2)

  1. Javier y Alicia dice:

    Acabo de sacar los billetes del Ave, llegamos el viernes a las 23,30.
    Francis vete preparando a partir de las 12, te voy a dar una despedida de soltero como Dios manda en la calle Betis, pero al estilo del Paseo de la Castellana.

  2. Abel dice:

    Jajajaj la verdad que aquel antro era un pasote, me parece que en ese momento al entrar a más de uno se le congeló el par de neuronas que les quedaba… mamones los guiris, que nos tuvieron sin el abrigo….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: